NOTICIAS

De la Red volvió a marcar

El madridista participó en la disputa de un partido amistoso de carácter benéfico

Carlos Cristóbal
Foto: Diario As

Rubén de la Red volvió a sentirse futbolista. El jugador del Real Madrid, apartado de los terrenos de juego desde el pasado 30 de octubre, participó en el partido benéfico organizado por la Fundación 4-4-2 que se disputó en La Rosaleda. De la Red saltó al terreno de juego para lanzar un penalti que convirtió, llevándose de este modo la ovación de la noche. Un paso más en la carrera de un crack que está convencido de que habrá muchos partidos y muchos goles más en su carrera. 

Fue sólo un minuto. Pero eso, para alguien con el mono que tiene Rubén de la Red por jugar al fútbol, es muchísimo. El centrocampista del Real Madrid, que llevaba apartado de los terrenos de juego desde el pasada 30 de octubre, volvió a sentirse futbolista en el encuentro benéfico organizado por la Fundación 4-4-2 del futbolista del Getafe y ex-compañero de De la Red, Fabio Celestini. El encuentro, disputado en el estadio de La Rosaleda, en Málaga, se convirtió en una gran fiesta de la solidaridad que contó con la presencia de importantes figuras del mundo del fútbol entre las que se encontraba el portero del Real Madrid, Jordi Codina, además de ex-jugadores como Emilio Butragueño, Fernando Hierro o Juan Eduardo Esnáider.

EL MOMENTO DEL GOL 

Corría el minuto 28 de partido cuando el árbitro, Rafa Guerrero, señalaba penalti a favor del 442 Team. En ese momento, Rubén de la Red saltó al terreno de juego ante la tremenda ovación del estadio malagueño. A pesar de llevar siete meses apartado de los terrenos de juego, el de Arroyomolimos demostró que no ha perdido toque. Se colocó frente a Codina, tomó unos pasos de carrerilla, amagó con una paradinha y lanzó al lado contrario del portero. El balón se colaba en la red, pero no era un gol más. Era el gol de la ilusión, el de las ganas de un futbolista por seguir sintiendo, a pesar de las adversidades, que sigue siendo jugador de fútbol. Los que estaban junto a él en el césped lo entendieron a la perfección y corrieron para felicitarle efusivamente mientras los aficionados se ponían en pie para reconocer el esfuerzo del madridista. Y tras la celebración, Rubén volvió al banquillo, pero con la satisfacción de haber vivido un momento muy especial. 

CONVENCIDO DE VOLVER 

Rubén de la Red lleva sin poder jugar al fútbol desde el 30 de octubre de 2008. Durante el primer partido dieciseisavos de final de la Copa del Rey, el canterano se desvaneció en el Stadium Gal de Irún a causa de un sincope agudo. El jugador del Real Madrid se veía de esta forma obligado a poner una pausa a una carrera en claro ascenso. Tras una espectacular temporada en el Getafe, volvió al Real Madrid como campeón de la Eurocopa y se ganó un sitio en el equipo titular. Desde entonces, el jugador no piensa en otra cosa que no sea retomar, con más fuerza si cabe, su andadura en el equipo de toda su vida. 

Tras el partido amistoso, De la Red era el hombre más feliz del mundo. Y no sólo por el gol, que también. Lo más importante es que había podido disfrutar de cosas como vestirse de corto, usar sus botas –“estaban duras como piedras después de tanto tiempo sin usarlas”, comentó- o recibir el cariño del público de un estadio. Sólo fue un minuto, es verdad. Pero fue su minuto.

 

 

 

 

 

 

 

© Rubén de la Red. Todos los derechos reservados.